Blog

¿COMO SUPERAR UNA CRISIS Y APRENDER DE ELLA?

Recientemente causó gran impacto el episodio protagonizado por Selena Gómez, reconocida por su trabajo en Disney y actualmente cantante y productora, de tan solo 26 años, quien después de presentar graves cuadros en su salud durante los últimos 2 años, como deficiencias renales a causa de un lupus por lo que necesito un trasplante, períodos de depresión, además de problemas personales a raíz de su ruptura con Justin Bieber. Selena tuvo un ataque de nervios en el hospital en el que estaba siendo tratada por una baja en sus glóbulos blancos, arrancándose las vías intravenosas cuando los médicos no le permitieron salir, lo cual desencadenó en una terrible crisis emocional.

Una crisis emocional es un estado temporal de desorganización y desequilibrio que te hace vulnerable y afecta directamente tus emociones causando un sinfín de sentimientos que pueden provocarte problemas de salud, afectar de manera directa tus relaciones personales, tu trabajo, tu autoestima e inclusive incapacitarte para tomar las decisiones adecuadas. Las emociones pueden traicionarnos a todos, a pesar de tener una vida llena de éxitos, como sucedió con Selena, y nadie está libre de atravesar por esta situación, por lo que prepararnos para ello puede ayudarnos a no tocar fondo.

Esta situación pone a prueba tus reacciones ante alguna pérdida, enfermedad, muerte de un ser querido, etc. que te causa tristeza, dolor, estrés, tensión o angustia, debido a que no la has podido manejar adecuadamente utilizando los métodos que normalmente utilizas y que te han dado resultados positivos en el pasado.

¿Qué puede provocar una crisis?

Las crisis pueden provocar un efecto dominó iniciando con un área, para luego afectar otras áreas de tu vida, en momentos en los que, de por sí, la desesperación te hace sentir impotente y sin salida. Muchas veces las crisis suelen ser inevitables, pero la buena noticia es que de nuestra actitud y reacción depende buscar y encontrar la solución.

Puedes creer, literalmente, que no hay luz al final del túnel y la verdad es que cambiar la visión de la situación no suele ser tan fácil, ya que implica reconocerla, identificar sus causas y aceptarla, para luego enfrentarla y superarla. Entender que es un proceso de varias etapas y que es algo temporal en tu vida, ayudará a que le des un significado distinto a la tormenta por la cual estas atravesando.

5 pasos para encontrar la solución

Para enfrentar la crisis y superarla, en primer lugar, reconoce los síntomas y la manera en que reaccionas. Esto te ayudará a conocerte mejor y saber que acciones tomar. Para ello puedes seguir los siguientes pasos:

  1. No te lamentes y acepta. En lugar de lamentarte por lo que ya pasó, enfócate en lo que sí puedes cambiar. Aceptar las crisis de manera constructiva, es decir, viendo el lado bueno y lo que puedes aprender en lugar de lo que te afecta y te estanca, es el gran reto.
  2. Aprende a tolerar y ser flexible. Las situaciones críticas se dan generalmente por cambios importantes e inesperados. Con frecuencia estos no dependen de ti y lo importante es entender que las cosas ahora son diferentes y no están bajo tu control. Es posible aprender a tolerar el estrés que una situación nueva genera y evitar que desencadene en una crisis cuando eres flexible y mantienes tu mente abierta a las diferentes opciones que tienes para continuar.
  3. No trates de ser perfecto “nadie lo es”. Esperar perfección de los demás aumenta el nivel de tu estrés, cuida tu entorno, tus pensamientos y rodéate de personas positivas que compartan tus gustos y maneras de pensar.
  4. Atiende lo más importante: Tú. Ante un hecho que desate tu estrés, toma tiempo para relajarte. Respira conscientemente cada vez que puedas, respirar profundamente unas cuantas veces oxigena tu cerebro y te hace sentir mejor. Cuida tus pensamientos sustituyendo los negativos por positivos en el momento en que aparecen, practica afirmaciones positivas durante el día para llenarte de energía y reforzar tu fe. Y, por último, sonríe, está comprobado científicamente que sonreír previene la depresión, ya que libera endorfinas y serotonina, lo que hace que el nivel de nerviosismo disminuya.
  5. Una crisis emocional nunca hay que vivirla en soledad, no te aísles. Busca apoyo, no tiene nada de malo que lo hagas, la clave es la compañía, los amigos, la familia, la comunidad, e involucrarte en diferentes actividades que capten tu atención y mantengan tu mente ocupada de manera positiva.

Con frecuencia, no vemos las soluciones porque estamos demasiado inmersos en los problemas, pero si cuentas con el apoyo de alguien que te asesore de manera que veas las cosas con objetividad, podrás aclarar tus pensamientos y tomar las decisiones necesarias para avanzar. Busca profesionales especializados en apoyarte a encontrar soluciones, existen muchos centros de ayuda, grupos, o academias como Rise Programs, en donde recibirás la asesoría que necesita para salir adelante cuando atraviesas una crisis de cualquier índole. Puedes buscar información en nuestra página riseprograms.com, o llamarnos al (888) 823-7757 y te pondremos en contacto con uno de nuestros expertos.

Aprende a pensar que los retos son oportunidades y las situaciones difíciles no son desastres, sino problemas momentáneos de los cuales puedes aprender y crecer como persona.

MexicoUSA